Arquitectura & Bodegas en Mendoza

Con más de 100 bodegas abiertas al turismo, la Ruta del Vino en Mendoza se puede recorrer con diversos enfoques, entre ellos: gastronómico, artístico, enológico, cultural y paisajístico. Pero aún existe otro enfoque que se ha posicionado fuertemente en la región del Aconcagua tras el surgimiento de nuevas bodegas durante los últimos veinte años, hablamos del enfoque arquitectónico. Un enfoque apreciable tanto por el turista común como por el aficionado a la arquitectura y el diseño.

Todas aquellas bodegas arquitectónicamente admirables tienen un común denominador y es la firma Bórmida & Yanzón, estudio arquitectónico mendocino. Casi una treintena de bodegas han sido diseñadas arquitectónicamente por dicha firma, entre las cuales podemos mencionar:  Salentein, O. Fournier, Vistalba, Séptima, Diamandes, Michel Rolland, La Rural, El Portillo, Pulenta State, Sophenia, Atamisque, Navarro Correas, Trapiche, Dante Robino, Nieto Senetiner, Benegas Lynch y Flichman.

Mientras uno las visita, inmediatamente reconoce el estilo que las distingue: vanguardista, elegante y funcional. Características afines se observan en cada una de ellas: paredes de concreto a la vista, piedra, vidrio, luz natural, gris, negro, simetría, gravedad y trazos geométricos. Su estructura es imponente, su estilo es elegante y solemne, su funcionalidad impacta los sentidos y su carácter vanguardista e innovador excede las expectativas del viajero.

Rodeadas de entornos paisajísticos excepcionales, estas bodegas son una digna obra de arte. Mayormente se las encuentra en la zona del Valle de Uco, pero también en Luján de Cuyo y Maipú donde bodegas antiguas han apostado a un cambio de imagen. Algunas bodegas aprovechan su impronta arquitectónica para ofrecer algo más al turista. Tal es el caso de la bodega Salentein que ofrece un tour espectacular que vincula arte, arquitectura y vinos.

Buen viaje!

 

Dejar un comentario